lunes, 17 de abril de 2017

Sahara, mujer desierto.

Ricardo Garanda

Vega, 170417



De arena son los sueños,
de aire en contra la vida,
y de una noche eterna
de infinitas estrellas
y de inacabado horizonte,
espacio inalcanzable
para un tiempo
de deseados límites
con playas, ríos y montes.

Y es mujer el Sahara,
si no sería trinchera,
campo de batalla
sangre sin vida.
Es mujer el desierto pueblo,
sin ella sólo arena
sólo viento
solo silencio.

De mujer y arena
se forja un futuro
que ese viento
trae y se lleva
en un movimiento
injusto y duro
que día tras día la piel quema
sin saber cuándo ni como
parará ese tic-tac inseguro.

Sahara es desierto
de sol y arena,
de viento y polvo
de luchas  al descubierto
y de esperanzas
mujer, de esperanzas
que soportan la impaciencia
oculta tras la arenga
del compromiso
de un pueblo sin tierras,
mujer, sin tierras,
sin casas, sin calles,
solo sueños, mujer,
sueños de independencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario